Lo que duele

No duele lo perdido,

duele lo llorado,

duele el haber amado

con el corazón en la mano.

Nos duele lo que estorba,

lo que con el tiempo se hace piedra,

lo que en el recuerdo nos llega.

No duele la carencia,

duele lo que fue pedir clemencia.

Duele el final de la estación.

Nos duele lo que no vivimos,

lo que jamás consumimos.,

los ‘te quiero’ que no recibimos.