Acantilado

Me tiré al acantilado con los ojos cerrados

no quise mirar hacia abajo ni medir distancia.

Me entretuve en la visión de tu cara,

toqué tus mejillas mientras caía,

te besé los ojos

y te acaricié el alma.

Suavemente juntamos nuestros corazones

mientras hablábamos idiomas que solo tú oyes.

Nuestros cuerpos sonrieron al besarnos,

la luna nos cubrió de estrellas

lentamente nuestros cuerpos se llenaron de destellos.

Mas ni la gravedad ni la realidad podían ser evitadas

y toqué fondo al caer a un río.

Tu figura disipada,

no más estrellas 

no más destellos,

La luna había sonreído y no dijo nada. 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s