Septiembre

Los niños en septiembre corren y juegan, se esconden tras los arbustos mientras tú me juras amor de julio, estamos sentados bajo el manzano de Don José  y me besas, descubrimos ese lado salvaje que guarda cada uno.
 Te ríes y seguimos riendo, jugando hasta que la noche parece estar terminando y olemos un nuevo día.
 Vamos a casa tranquilos y un poco ansiosos de no saber qué pasará el próximo mes, ansiosos de querer que todo pase pronto, porque queremos tocar el éxtasis del amor que probablemente hayamos experimentado antes.
 Pasan los días y somos felices, y de repente pasan los días felices, pasan los niños corriendo pero ya no juegan, estamos sentados como en septiembre bajo el manzano de Don José, que ya no tiene manzanas.
 Llegó la guerra más fría del amor y los misiles nos alcanzan; ¡todo pasó tan pronto!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s